migrantes venezolanos, El Nacional

Chile instalará refugios en el norte para ayudar a migrantes venezolanos

Migrantes venezolanos, El Nacional
Los migrantes se ven en la ciudad de Colchane, cruzando la frontera entre Chile y Bolivia ubicada a unos 1900 kilómetros al norte de Santiago (Chile). Foto: EFE / Lucas Aguayo.

El gobierno de Chile anunció este miércoles que en los próximos días instalará varios albergues en el norte para asistir a los cientos de migrantes venezolanos que se encuentran varados tras cruzar la frontera por pasos ilegales en la que es la mayor crisis migratoria en la historia reciente del País.

“Debemos hacernos cargo de una realidad (…) han ingresado miles de personas, principalmente ciudadanos venezolanos, aunque esta no es la única nacionalidad que ingresa, y para ello hemos definido un fortalecimiento de las medidas humanitarias”, indio el ministro del Interior, Rodrigo Delgado.

Delgado explicó que se instalarán albergues en las localidades fronterizas de Colchane y Huara donde se les entregarán las necesidades básicas, pero también en Iquique, la primera gran ciudad que encuentran los migrantes cuando llegan de Bolivia.

También se construirán centros infantiles en colaboración con Unicef ​​y el Hogar de Cristo y se entregarán «vales»Para que los migrantes puedan alojarse en albergues asociados a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

LEER  Jhonattan Vegas terminó sexto en el primer día del torneo olímpico de golf

“Estimamos que 3.600 niños, niñas y adolescentes y 5.400 adultos serán atendidos durante los próximos 12 meses”, dijo la ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar.

El paso fronterizo entre la pequeña localidad chilena de Colchane y Bolivia, una zona andina a más de 3.600 metros sobre el nivel del mar con temperaturas extremas y donde al menos doce personas ya han muerto en lo que va de año, se ha convertido en los últimos meses en una ruta habitual para los extranjeros que llegan. en Chile de forma irregular.

La crisis migratoria de Chile se agrava aún más

Ni la pandemia ni la crisis social que duró más de un año en 2019 alienó el deseo de migrar a Chile, uno de los países más atractivos de América Latina por su estabilidad política y económica.

Después de un pico de llegadas en febrero, la crisis se ha agravado en los últimos días con cientos de extranjeros deambulando por diferentes ciudades.

LEER  8 respuestas sobre la modificación más contagiosa del coronavirus

El sábado, además, cerca de 5.000 personas se reunieron en Iquique con gritos xenófobos y quemaron carpas, ropa y cochecitos de migrantes, entre otros elementos, hechos que conmocionaron al país y generaron fuertes críticas al relator de la ONU y Amnistía Internacional.

Según datos oficiales, entre enero y julio de este año se registraron más de 23.600 denuncias por ingresar al país por pasajes no autorizados, un 40% más que en 2020.

“En los últimos 15 días, las entradas clandestinas a esta zona, con las medidas que hemos tomado, han ido disminuyendo paulatinamente y estamos monitoreando estas cifras en tiempo real”, dijo Delgado, quien también anunció mayor seguridad y vigilancia en la zona. con más policías y satélites.

En un esfuerzo por combatir la entrada ilegal, el presidente Sebastián Piñera promulgó una nueva ley migratoria más estricta en abril que requiere que los extranjeros obtengan visas en su país de origen y permite deportaciones.

Desde entonces, más de medio millar de personas de distintas nacionalidades han sido deportadas en al menos cinco vuelos chárter.

LEER  El régimen dio entrenamiento militar a los criminales pensando que los defenderían

En Chile hay 1,4 millones de migrantes, lo que equivale a más del 7% de la población, y los migrantes venezolanos son los más numerosos, seguidos de los peruanos, haitianos y colombianos.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que leas estén al alcance. ¡Hoy, con su apoyo, continuaremos trabajando duro por el periodismo sin censura!