CIDH la

CIDH condena violencia que dejó 100 muertos en prisión ecuatoriana

CIDH
Foto: EFE

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó este miércoles la actos de violencia en la cárcel número 1 de la ciudad ecuatoriana de Guayaquil (suroeste), que dejó más de 100 muertos y 52 heridos, y llamó a este país a investigar lo sucedido.

La CIDH advirtió en su relato sobre Gorjeo que en lo que va del año en Ecuador «más de 200 personas» han muerto como consecuencia de la violencia en las cárceles.

En este contexto, instó al Estado ecuatoriano a «investigar los hechos de oficio y con la debida diligencia».

Además, llamó a «implementar acciones para evitar repeticiones, como aumentar la seguridad y vigilancia en las cárceles, y prevenir la acción de grupos criminales» dentro de estos centros.

“Se recuerda que los estados tienen la obligación legal de adoptar medidas que garanticen los derechos a la vida, la integridad personal y la seguridad de las personas bajo su custodia”, dijo la organización con sede en Washington.

El Servicio Nacional de Atención Integral a las Personas Privadas de Libertad y Menores Infractores (SNAI) de Ecuador informó este miércoles en Twitter que hasta el momento más de 100 personas privadas de libertad han muerto y 52 lesionadas en los hechos ocurridos este martes.

LEER  Realizaron trabajos de limpieza en el Aula Magna de la UCV

A raíz de estos hechos, el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, declaró el estado de emergencia por graves disturbios internos en todo el sistema penitenciario de su país por un período de 60 días.

El estado de emergencia tiene como objetivo «salvaguardar los derechos de las personas privadas de libertad, como grupo prioritario», así como los de los guías penitenciarios y policías, según el decreto ejecutivo.

También establece que los órganos de la administración pública, en particular el SNAI, las fuerzas armadas y la policía, coordinan y llevan a cabo acciones para restablecer el orden y prevenir nuevos actos de violencia en las cárceles.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que leas estén al alcance. ¡Hoy, con su apoyo, continuaremos trabajando duro por el periodismo sin censura!