Alarma

Como este México hay más de dos

Cuando Josep Borrell anuncia con una sonrisa que la Comisión Europea será observadora en las votaciones autonómicas del 21 de noviembre, seis semanas antes del acto, da la versión del nuevo PSOE – nada que ver con Felipe González, pero mucho que hacer con Zapatero – interesado en legitimar el régimen militarista en el territorio ya invadido casi en su totalidad por el narcoterrorismo colombiano y del Medio Oriente. Y lo hace sin la menor duda, sentimiento de culpa o mínima vergüenza, porque conoce la inexistencia de riesgos o reclamos porque la propia oposición venezolana representada en el G4 facilitó este proceso yendo a México 1-2-3 amloísta centrada en el capital donde se venera el castrismo, escenario sustituto en La Habana, el que durante cuatro años albergó la pantomima de la paz colombiana. El ansiado y ganado Premio Nobel selló los traslados e invasión del larguísimo y sangriento conflicto al vecino país venezolano, donde el crimen reina cada día con más poder cínico.

¿Quién lo aprueba? Una supuesta oposición de ex grandes partidos políticos, hoy múltiples caciques dispuestos a aprovechar cada uno su pequeño conuco en la medida y cuando las botas ensangrentadas lo permitan. Aunque hoy te escondes con zapatos y disfraces de civil para montar mesas de votación y redactar informes parciales que se sumarán al glorioso triunfo castro-comunista.

Una convivencia con el enemigo que el refrán criollo resume en su concentrado de sabiduría popular con la expresión «agarrar no es fracaso» y podría actualizarse agregando el famoso comandante, «por el momento», que le sirvió a (la) Justifique con fantasía que si le permiten convertirse en gobernador, alcalde o concejal, incluso en uno de los tres o cuatro estados, ciudades o municipios, podrá integrar su mensaje libertario a la gente común, enferma, debilitada, sobreviviente en esta Basura del infierno y las bolsitas Saab CLAP llenas de sustancias libres de nutrientes, la mayoría importadas precisamente de empresas mexicanas. Así se vuelve indiferente y facilita la obediencia del autómata paria hambriento que sólo pide limosna al Estado, mientras el todavía consciente busca escapar a la nada como un migrante hemisférico, a pie, sin destino, seguro. Es el triunfo revolucionario.

LEER  El número de trabajadores sanitarios muertos por covid-19 ha aumentado a 566

El circo triste de este proceso comenzó con una actuación, el desmantelamiento de carteles con el rostro de Chávez guindados en el recinto parlamentario, este año 2015, cuando en verdad la energía debió estar enfocada en la derecha y el deber de rechazar la trampa oficial. de diputados nativos anulados que complementaron la mayoría legítima disidente. A partir de entonces, el espectáculo inmediato continuó con la oposición dividida generada por el mal gobierno y los mismos líderes de partido personalizados como líderes parroquiales. Su gestión, que alguien ha calificado de suicidio, ahora favorece la desaparición de los trabajadores temporales legítimos, legales y constitucionales.

Como siempre, la literatura ilumina. novela policíaca Diez pequeños negros (1939) de la británica Agatha Christie – de todos sus escritos mi favorito – muestra una isla (Cubazuela) donde ocho huéspedes son invitados en una lujosa mansión (Fuerte Tiuna-Miraflores con sus hoteles, casinos y bodegones) y los propietarios (Rusia, Cuba, Irán, entre otros) delegan la atención de los visitantes en dos servidores de confianza (PSUV y FANB). Al final, advierten que se trata de una trampa destinada a castigar sus crímenes ocultos (por ejemplo, el constante turismo de lujo español en la isla cubana, ya que la población muere de hambre y peste sin haber calificado al castrismo como una dictadura en seis décadas). costumbre que se acentúa hoy por el silencio del sanchismo y su Podemos ante los hechos del 11 de julio, por citar solo un caso).

LEER  Las fuertes lluvias han dejado el caos en partes de Caracas y Miranda

El escritor logra demostrar que, sin excepción, los diez vecinos pueden ser o son culpables. El lector ávido juzga y comprende.

Entonces, «Las cornetas ya están sonando, la espada anuncia con un vivo reflejo el cortejo de los paladines …. ”Versos del nicaragüense Rubén Darío en Marcha triunfal (1899) útil para recibir hoy la Misión de Observación Electoral de la Comisión Europea. ¿Se unirán a Súmate para ver cuántas cédulas venezolanas registradas en el registro son realmente cédulas venezolanas? ¿Cuántos ELN y equivalentes portan documentos de identidad falsos ?, por nombrar solo un dato.

¿Qué fuerza podemos pedirle a una sociedad cansada y desconfiada para liderar una vigorosa campaña antidictatorial con este tipo de liderazgo local y global? El respeto merecen quienes lo practican, incluidos, por supuesto, los países que se presentan como nada a la farsa electoral festiva que no es electoral. Y lo saben muy bien.

Opciones Hace unos 25 años, el eminente pedagogo, musicólogo, farmacéutico Gonzalo Benaim Pinto (1927-1998), activista de Acción Democrática, propuso la fundación de una Escuela de Líderes donde los cambios universales ya anunciados en la forma de gestionar eficazmente las políticas públicas. Su opinión fue motivo de bromas y risas. Pero tenía toda la razón. Necesitamos un nuevo liderazgo generacional, culto, limpio y rebelde, disgustado por tanta inmundicia, inmadurez e impunidad en las organizaciones y ahora las competencias que premian el carisma.

LEER  La crisis migratoria venezolana no tiene fondos suficientes

Y un diseño partidista moderno y sin pelusa al estilo civilizado: liberales, conservadores, izquierda democrática. O lo que viene sin botas rojas o medallas tricolores.

El totalitarismo y la democracia no caen del cielo milagroso. Están construidos.

[email protected]

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que leas estén al alcance. ¡Hoy, con su apoyo, continuaremos trabajando duro por el periodismo sin censura!