CNE modificará reglamento para permitir que organizaciones internacionales participen como observadores en las elecciones regionales

Ex ante del 21 de noviembre y ex post

El CNE modificará la normativa para permitir que organismos internacionales participen como observadores en elecciones autonómicas
Foto AFP

«El éxito es la capacidad de pasar de un fracaso a otro sin perder el entusiasmo.«Winston Churchill

 

Solemos atribuir un carácter histórico a los hechos que nos conciernen de manera central, para distinguirlos de otros menos reveladores. Es así como algunos compatriotas se están haciendo escuchar ahora para dar o quitar de lo que ocurrirá el día después de las elecciones regionales y municipales.

¿Qué pasará en 21N? Comencemos diciendo que hasta entonces, no creo que haya ninguna razón para esperar resultados significativos de México. Es obvio que el régimen no se lo toma en serio y no oculta en absoluto su cinismo ontológico y compulsivo.

Eso no quiere decir que no estén listos para maniobrar. Son aprendices de brujo que encuentran respuestas a sus preguntas en la santería y los caracoles y, si el ejercicio no es claro, fingirán una concesión, si acaso.

Creen que pueden vivir con sanciones como lo hacen otros países que las padecen y Cuba entre ellos, lo que lamentablemente lo hace, hasta el punto de la represión y la degeneración ciudadana. Lo que queda del ser humano degradado y de la sociedad blanda, dulce y bucólica no constituye un peligro para ellos, ni amenaza su permanencia en el poder.

Confirmo lo que se ha dicho y escrito durante varios años. Mientras Maduro y sus compinches mantengan el control del aparato público y continúe la usurpación de la soberanía nacional, se mantendrán todos los problemas que su presencia inepta, adicta y morbosa ha traído a los venezolanos y al continente. Nada cambiará con estos responsables, sin capacidad, ni compromiso y sobre todo, sin responsabilidad.

Quizás engañarán o estafarán a su contraparte oa la propia comunidad internacional que actúa como testigo grandilocuente, pero eso no servirá para resolver la perniciosa sustancia del asunto. El país se hunde y se postra sin dinero ni medios para obtenerlo y durante este tiempo, en estado de atraso y sin inversiones en el sector petrolero, a veces es cataléptico. Tampoco cambiará con las mismas personas. Un viejo y sincero amigo ya decía: “Los que nos metieron en esta crisis no son los que nos pueden sacar.

LEER  [VIDEOS] Manifestantes intentan ingresar al Congreso colombiano

Sin embargo, volvamos a nuestro punto. ¿Irá la gente a votar después del paro electoral al que ha recurrido la mayoría del cuerpo político de la mano de la llamada oposición y en qué proporción lo haría? Es difícil responder a esto, con confianza, porque surgen dudas legítimas al explorar la cuestión, pero la inteligencia del colectivo nacional debe empujarnos en esa dirección. Sin pretender predecir, diría que el 55% de los registrantes sería la base sobre la que podemos contar, salvo eventos extraordinarios. Qué lástima deberíamos presenciar como un acto de rechazo y desobediencia, cada uno de nuestro total.

¿Quién obtendrá más votos de la «supuesta oposición» y todavía lo llamo así por desconfianza, porque no sé dónde ubicar la llamada Alianza Democrática de Partidos Zombis?

Estoy seguro de que el régimen obtendrá menos votos, pero eso no significa que tendrá menos alcaldes, gobernadores, miembros de consejos legislativos. Me explico, aunque sé que todo el mundo me entiende, a veces con ejemplos sencillos.

En Caracas, el candidato del PSUV podría ser derrotado si se sumaran los votos de cada uno de los demás candidatos, pero repartir los votos entre ellos sería un logro.

La oligarquía del G4 preferiría perder antes que dejar ganar a otro oponente. Me gustaría equivocarme, pero se anuncia otra campana similar a Miranda solo por mencionar la Gran Caracas.

En Carabobo, el singular Lacava recibiría los votos de la burguesía valenciana y aseguraría la ventaja. Allí, el problema sería que el electorado de la ciudad norteña, torpe y miope, no distingue dónde está el oponente y se inclinará sin conciencia estratégica para quien lo corteje. Por supuesto, hay un drama de falta de liderazgo en el estado y Scarano no estaba en la carrera y llegó para las elecciones. No hay partidos y además una patente de ciudadanía.

Puedo seguir con otras circunscripciones, pero o el reparto de la participación de la oposición favorece a los rojos o la confusión y la falta de horizonte simplifica y extravía el criterio de las mayorías, que al final deja al que divide para ganar, como siempre ha sido el caso • escuchado y reiterado; Se escuchó a Julio César y Napoleón decir «divide y vinifica, divide ut imperes y divide ut reina ”. También se atribuye al genio inmutable de Sun tzu.

LEER  Juez rechaza solicitud de Britney Spears de adelantar audiencias futuras

¿Esto se traduce en una victoria para Maduro? A primera vista, sí. Más aún, cuando se lee el vaticinio de algunos vinculados a la oposición que advierten de una auténtica debacle con resultados absolutamente decepcionantes, sin grandes victorias regionales o municipales. Perder en todas partes, como anticipa mi angustiado y fraterno compañero Ramón José Medina, es indudablemente grave, pero perder la oportunidad de corregir el rumbo de la des-ciudadanía que puede acompañar a la derrota es catastrófico.

Demostrar que siempre estamos a merced de un régimen considerado infame por el mundo académico y no exagero, de Venezuela y del planeta; naufraga, por tanto, y no por sus dotes, artimañas, artimañas, manipulaciones que tiene y muchas, sino porque una vez más, los intereses personales de quienes se reconocen opositores superan los intereses de la sociedad es vergonzosa, irritante y descorazonadora. Cualquier liderazgo que contribuyó a esta debacle debe dejarse de lado y rendir cuentas por el fiasco que nos da su conducta.

Quiero pensar que una ráfaga de viento patriótica todavía disuade a los afectados de tanta negligencia y mediocridad y que los males pueden corregirse. Les propongo a Uzcátegui y Ocariz y no hay nada nuevo pero hay que insistir, resolver la polémica, como harían los griegos, hace más de 2500 años, por suerte, insaculación o un juego de piedras, papel o tijeras pero no le eches eso. ¡nosotros! vaina que estamos a punto de darnos!

Misma recomendación a los candidatos a la alcaldía de Caracas. Ecarri, Guanipa o quien crea tener una oportunidad real. Una investigación resolvería esto, pero hace falta liderazgo por un lado, ética a través de la responsabilidad como enseñó Weber o inteligencia histórica para recordarlo, el equilibrio de roles y el momento que vivimos con generosidad y honestidad.

La encuesta de Encovi revela el diagnóstico que radica en la existencia crucial, dramática, miserable de nuestro pueblo, que se expande, crece, aumenta la pobreza y, sobre todo, la pobreza extrema.

Aún más perniciosa es la inocencia espiritual y el daño antropológico cada vez más evidente que distorsiona nuestra dignidad y es entonces, en mi opinión, una pregunta por respuesta,

LEER  Aquí no hay embargo, es un abuso de poder

No hay milagro posible, pero qué podemos hacer para distorsionar la tendencia que nos desfigura y aniquila como nación y, por cierto, traspasa nuestros problemas a través de fronteras e irradia emociones peligrosas y viles en el continente, como hemos visto y escuchado. recientemente en Chile pero antes, en Perú, Ecuador, Colombia?

Lo que nos está sucediendo, fenomenológicamente, no es otra cosa que la disolución de la nación y la confiscación de la soberanía por parte nuestra y de los extranjeros. Debemos recuperar la institucionalidad, desviada a toda costa que hay que pagar, y si la comunidad internacional quiere jugar un papel positivo y útil en este teatro, debe hacerlo con carácter y personalidad.

El discurso de la auténtica oposición no puede detenerse en la epidermis, lo inmediato, simplemente personal. Debe hacerle entender al compatriota que cada voto por el PSUV o sus candidatos contribuye a la continuación de la tragedia.

Los pobres, los parados, el jubilado, el maestro de escuela, el maestro, el profesional, el militar, el joven, nuestras esposas, todos debemos dar un testimonio definitivo de rechazo a los criminales y aduladores que se reían de nosotros. El hambre no se detiene en el reparto de la bolsa con productos de tercera categoría y cada vez menos surtidos. ¡Respétense!

Mil veces dicho y mil veces repetido. La única solución pacífica, democrática, electoral, constitucional y legal es el referéndum revocatorio. Cualquier otro pasaje es ineficaz e impertinente.

¡Si Maduro continúa, la nación muere! Y por eso, esta hazaña sobresaliente recae sobre los hombros de los conductores de esta hora y de todos los venezolanos que si no nos damos cuenta con éxito no seremos excusados, y mucho menos perdonados.

Aunque para los pragmáticos parezca anticuado o romántico, es necesario asumir el desafío que tenemos que afrontar porque Venezuela es la razón más trascendente y definitiva que tenemos para vivir y vivir incluye todo, la lucha de San Agustín o la muerte del rebelde Camus.

nchittylaroche@hotmail.com

@nchittylaroche

La entrada Ex ante del 21 de noviembre y ex post fue publicado por primera vez en EL NACIONAL.