Lo peor, en educación

Lo peor, en educación

El gobierno insistió, creo que con razón, que los niños y jóvenes regresaran a la escuela hace poco más de un mes. López Obrador regresa allí casi todos los días, supongo que por la renuencia de muchos padres a ver que la pandemia continúe. Se ha dicho una y otra vez: después de que la gente ha entrado en pánico innecesariamente por el cierre de las escuelas, es natural que los padres se muestren reacios a abrirlas.

Pero no es importante. Lo fantástico es cómo México se ubica en la lista de países con más días escolares perdidos en el mundo. Es cierto que las siguientes cifras, ya publicadas en Reforma, con importantes inexactitudes, que antes eran inusuales, provienen de la OCDE. Es una organización de cinco, es decir de países ricos, más algunos menos ricos como México, Chile, Colombia y Turquía, a los que se suman los asociados (Costa Rica, por ejemplo). El gobierno los engorda hasta tal punto que ha vetado la candidatura del exdirector de la OCDE José Ángel Gurría a la dirección de la SEGIB, secretaría madrileña de la Cumbre Iberoamericana.

LEER  Fundaredes presentó denuncia ante el MP por supuestos vínculos entre funcionarios del gobierno y grupos irregulares

Una tabla de la OCDE habla del número de días escolares para las escuelas completamente cerradas en 2020 y 2021, excluidos los días festivos, festivos y fines de semana. Es la suma de todos los ciclos: preescolar, primaria y secundaria superior. De los 30 países examinados, México ocupó el primer lugar (es decir el último: con más días perdidos), con más de 250, entre el 1 de enero de 2020 y el 20 de mayo de 2021. Los primeros lugares (es decir, el último: con menos días perdidos) son Nueva Zelanda, España y Francia. Perdimos más días escolares que Costa Rica, Colombia, Turquía, Chile, Portugal y por mucho. En otras palabras, la gran gestión educativa de la pandemia en México fue la peor del mundo “rico” y “medio rico”.

Si nos limitamos a la educación preprimaria y primaria, donde el daño es más importante, México ocupa el cuarto lugar, superando ciertamente a Brasil, el peor de todos, Costa Rica y Colombia. Entre los países intermedios, Chile y Turquía nos han ganado. Estos datos no prejuzgan la calidad de los sustitutos de la asistencia escolar: la televisión en línea o rural de la década de 1970 en México, por ejemplo. Esta es solo una evaluación cuantitativa.

LEER  CNN despidió a tres trabajadores por ir a la oficina sin recibir la vacuna covid-19

Éramos los peores, de nuestra edad, por así decirlo. Pero el asunto es más serio. El gobierno tuvo una maravillosa oportunidad de aprovechar el desastre para implementar la reforma educativa más importante del país: la escuela primaria de tiempo completo. González Roaro, Limón y Zedillo hicieron algo en los 90; Nuño y Peña, los últimos seis años, menos de lo necesario. López Obrador desmanteló lo hecho, pero podría haber aprovechado la pérdida de 264 días escolares para extender la jornada de cuatro horas y media a seis u ocho, justificando el gasto extra precisamente por los días perdidos. No hace falta decir que ni siquiera lo pensaron.

Sabemos que la gestión sanitaria de la pandemia en México ha sido una de las peores del mundo. Sabemos que el costo económico y social del increíble provincialismo de López Obrador nos ha puesto en una gran desventaja frente a otros países (Chile bajó un 5% en 2020 y aumentará un 11% en 2021; una variación del 6%; México lo tuvo , negativo -2%). Pero en educación, según la organización a la que pertenecemos (AMLO no nos sacó, ni de la OCDE ni de la OEA), éramos los peores.

LEER  así Antonio Ecarri promoverá su gestión como alcalde de Caracas

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que leas estén al alcance. ¡Hoy, con su apoyo, continuaremos trabajando duro por el periodismo sin censura!