• Lun. Feb 6th, 2023

YouNoticias

Portal de Noticias

‘Los desaparecidos’ y la necesidad de cierre

PorLaura Suarez

Dic 5, 2022

Soy un gran fan de los podcasts. Anteriormente escribí sobre uno que escucho a diario, junto con otra serie que define el género que no he seguido con tanta frecuencia. Escucho podcasts por la mañana mientras me estiro y organizo mis pensamientos para el día, y a menudo los escucho en el trabajo mientras escribo.

Estoy constantemente descubriendo nuevas ofertas en el medio. A veces me entero de nuevos podcasts basados ​​en el boca a boca; otras veces me llaman la atención a través de los anuncios en los podcasts que escucho actualmente. Así es exactamente como me topé con el desaparecido.

‘Los desaparecidos’

Lanzado en 2016, el desaparecido Intenta adoptar un enfoque diferente a su concepto de caso sin resolver estándar. En lugar de centrarse en las historias de personas desaparecidas «de interés periodístico», el objetivo es destacar a las personas cuyas historias no aparecen en las principales plataformas y medios. Para promover este enfoque de base, el sitio web del podcast incluso proporciona un «formulario de envío de casos» donde las personas pueden enviar la información de sus seres queridos con la esperanza de que sus historias aparezcan en el programa.

La serie, que es conducida por Marissa Jones y ha sido descargada más de 51 millones de veces, se promociona a sí misma como «cubriendo personas desaparecidas, un episodio a la vez». Jones comenzó la serie como nada más que un pasatiempo mientras trabajaba como asistente legal. El objetivo de centrarse en los casos que carecen de un atractivo nacional general conduce al efecto secundario de perfilar a las personas que pueden parecer menos merecedoras de atención en función de su estatus socioeconómico. el desaparecido No tiene miedo de profundizar en los detalles de aquellos que se encuentran en las profundidades de la adicción y el tráfico sexual. Es refrescante que alguien esté dispuesto a dar voz a los que no tienen voz.

Pero no es solo la voz de Jones la que defiende la difícil situación de esas personas desaparecidas. Los episodios del podcast presentan entrevistas con las partes interesadas, desde las fuerzas del orden hasta familiares y amigos. Según ha explicado en sus redes sociales, hay una propósito detrás de la estructura de la serie:: “El objetivo del programa es dar voz a quienes buscan a un ser querido desaparecido. No puedo narrar su pena y dolor”.

Cierre para las familias de las víctimas

Después de haber trabajado en defensa criminal durante más de una década, he tenido mucho tiempo para examinar las ideas del bien y el mal. Después de todo, “repercusiones” es el nombre de mi negocio, y es difícil hacer la vista gorda a las nociones históricas del cielo y el infierno (soy más espiritual que religioso, pero hice una pequeña carrera en estudios religiosos). A la luz de esa contemplación, llegué a la conclusión de que un infierno para los padres implicaría estar encerrados en una jaula, obligados por toda la eternidad a escuchar a su hijo pequeño pedir ayuda… todo el tiempo sin poder escapar o incluso devolver la llamada que todo lo hará. estar bien

En consecuencia, esa “aflicción y dolor” que discute Jones es palpable en las voces de aquellos que tienen la esperanza de que sus bebés estén a salvo. En la misma línea que mi anterior intento de volverme poético con respecto a las preocupaciones personales sobre el más allá, creo que la encarnación absoluta del infierno viviente de un padre sería nunca saber dónde está mi hijo y si está bien. No podría pensar en una existencia peor, y mi corazón está con cualquiera en esa posición. Es una circunstancia que ningún padre debería experimentar y que muchos sufren.

Como tal, tiene total y completo sentido que la familia y los amigos se acerquen a Jones (y a cualquier otra persona dispuesta a ayudar, de hecho). Una de las características definitorias de la humanidad es su capacidad y deseo de agotar todas las opciones, buenas, malas o indiferentes. A veces no cambia nada, pero a veces lo cambia todo. Y con más frecuencia de lo que a la mayoría le gustaría admitir, no proporciona nada más que un cierre.

Sin embargo, en las profundidades de la desesperación, el cierre puede ser primo de la salvación.

y el desaparecido ha sido capaz de proporcionar ese cierre en muchos casos. Algunas personas perfiladas, como Lillianna Pagano, Teresa Kennedy, Bethany Tiner, Rachel Lewis y Benjamin Redfearn, han sido encontradas vivas. Lamentablemente, en muchos otros ejemplos, ese cierre implica la revelación de que la persona desaparecida ha muerto. Para algunos, saber que su ser querido ha fallecido es más reconfortante que lo desconocido. Para otros, la esperanza brota eternamente.

Cierre para las familias de los acusados

No obstante, en palabras del Redención Shawshank personaje rojo, “La esperanza es algo peligroso. La esperanza puede volver loco a un hombre. Después de todo, el anhelo desenfrenado por alguna revelación o un giro del destino puede convertirse en una quimera que lo abarca todo y borra la comprensión de la realidad. Entiendo que a veces la esperanza es todo lo que uno tiene. Sin embargo, debe haber una línea donde comienza la esperanza y comienza el engaño. Que la línea sea a menudo borrosa por la ingenuidad humana es bastante injusto. Nuevamente, como padre, no sé si alguna vez podría reconocer esa línea y rezar para que nunca tenga que hacerlo.

La simple verdad es que es difícil aceptar la verdad. Y esa realización se vuelve aún más desafiante cuando la verdad no es evidente. Debido a mi ocupación, vivo en un mundo donde las cosas no siempre son lo que parecen, y mi realidad está moldeada por un lanzador alimentado por suposiciones y conjeturas de retazos. Claro, muchos de los casos que defiendo involucran evidencia insuperable de culpabilidad, pero ese no es siempre el caso.

En consecuencia, es normal que una familia se comunique conmigo con respecto a la representación poscondenatoria o de apelación de su ser querido, incluso frente a callejones sin salida constantes y consistentes. Ese suele ser el caso en asuntos que carecen de pruebas directas concretas de culpabilidad. Cuando recibo solicitudes para representar a alguien en esa capacidad, siempre le hago saber al representante que las probabilidades no están a nuestro favor y que la probabilidad de lograr alguna tracción es mínima o nula. De todos modos, la familia por lo general sigue adelante, sin desanimarse por mi admisión.

Sé que en muchas situaciones, el impulso de seguir luchando y buscando “la verdad” está alimentado por el deseo de justicia. La familia no cree que su amado pueda jamás cometer el delito de condena, y la falta de pruebas respalda su negación plausible. En otros casos donde la evidencia de culpabilidad es mucho más sustancial, se ve una lógica diferente en juego.

Culpa del sobreviviente

Los reclusos a menudo presionan a sus familias para que agoten todas las opciones y posibles remedios, sin importar el costo. No puedo contar la cantidad de padres que se han sentado en mi oficina a lo largo de los años y han descrito la dificultad que enfrentan al tratar de navegar su relación con un niño encarcelado. Entienden la evidencia contra su descendencia y, a menudo, reconocen la probabilidad de culpabilidad.

Sin embargo, existe una inmensa presión, tanto externa como interna, para seguir adelante. Hay una presión externa del convicto para seguir luchando por ellos, sin importar el costo. Los padres terminan gastando sus fondos de jubilación para apaciguar a esa persona porque, internamente, no pueden vivir con la posibilidad de que no hicieron todo lo que estaba a su alcance para ayudar. Agotar todas las opciones es agotador.

En última instancia, esta noción de agotamiento es válida independientemente de si el ser querido en cuestión es una víctima o un perpetrador; aquellos que los aman quedan con una gran pérdida. La “culpa del sobreviviente” es genuina y no solo se aplica cuando alguien muere: cualquier forma de pérdida significativa puede enviar a alguien a una espiral de estrés postraumático.

Para aquellos que sufren por la pérdida de un ser querido, es fácil preguntarse qué hicieron o dejaron de hacer que puedan haber contribuido a la catástrofe. Una vez más, es injusto, pero no es raro. La esperanza es que las personas más afectadas puedan encontrar un cierre más temprano que tarde.


adán bandera

Adam R. Banner es el fundador y abogado principal de Oklahoma Legal Group, una firma de abogados de defensa criminal en la ciudad de Oklahoma. Su práctica se enfoca únicamente en la defensa penal estatal y federal. Representa a los imputados frente a denuncias de delitos sexuales, delitos violentos, delitos de drogas y delitos de cuello blanco.

El estudio del derecho no es para todos, sin embargo, su práctica y procedimiento parecen impregnar la cultura pop a un ritmo cada vez mayor. Esta columna trata sobre la intersección de la ley y la cultura pop en un intento por separar lo real de lo ridículo.


Esta columna refleja las opiniones del autor y no necesariamente las opiniones del ABA Journal o de la American Bar Association.

Laura Suarez

Geek, tengo más de 16 años de experiencia en desarrollo web y también me he expandido a publicaciones impresas, medios y publicidad. Siempre trato de desafiarme a mí mismo para lograr las ambiciones que anhelo. Si desea saber más, póngase en contacto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *