Memorias sobre el cinismo y otras parodias

¿Negocio o negociación?

La dinámica política democrática se basa, entre otras cosas, en una representación y negociación electoral justa y libre. Hoy, los alemanes están negociando la formación de un gobierno, después de elecciones democráticas. Este es el caso de todas las democracias reconocidas y respetables. La gobernanza democrática es inseparable de la negociación política. Y es muy positivo.

Pero, ¿qué está sucediendo en el ámbito de la hegemonía despótica y depredadora? Por definición, el concepto democrático de negociación no puede ser el mismo. Esa hegemonía debe superarse para abrir caminos democráticos: cambios democráticos reales.

De lo contrario, la negociación tiende a favorecer la continuidad de la hegemonía. El caso venezolano lo demuestra hasta la saciedad. Entonces, ¿qué es el trading? Algunas tramas formales de poder para la oposición formal que no cuestionan la continuidad de la hegemonía, sino que le dan la apariencia de «legitimidad», especialmente en el exterior.

Para Maduro y su familia, la llamada «negociación», ya sea en México o en cualquier otro lugar, es un asunto indirecto. Puro beneficio.

LEER  Guaidó realizó una gira para pedir ayuda con el Acuerdo de Salvación

En la precaria situación de oposición formal, la «negociación» le da oxígeno para intentar sobrevivir bajo las reglas de la hegemonía. Por otro lado, la dimensión no presentable de ciertos factores de oposición formal se conoce al menos en la punta del iceberg.

Para negociar con la hegemonía se necesita mucha fuerza política interna y externa. Su rechazo masivo debe ser la fuerza de la negociación.

De lo contrario, la negociación se convierte en negocio o se negocia. Ojalá, en este aspecto, como en otros, me equivoque. Pero yo no soy de esa opinión.

La entrada ¿Negocio o negociación? fue publicado por primera vez en EL NACIONAL.