venezolanos Chile

«Nos sentimos humillados, tratados como animales»: venezolanos afectados por la manifestación que terminó con la quema de propiedad de migrantes en Chile

Venezolanos chile
Decenas de venezolanos tuvieron que escapar de la marcha antiinmigrante organizada el pasado sábado en la ciudad de Iquique | IMÁGENES FALSAS

Bryan vive desde hace un mes en las calles de la ciudad de Iquique, en el norte de Chile.

El venezolano de 21 años ingresó al país de manera irregular por la pequeña localidad de Colchane, ubicado a pocos kilómetros de la frontera con Bolivia.

Vino a buscar trabajo porque, dice, la situación en su país se ha vuelto «insostenible».

Pero en Chile encontró una realidad que dista mucho de lo que soñó.

Sin lugar para dormir, no tuvo más remedio que instalarse en una tienda de campaña en paglaza Brasil, en el centro de Iquique, de ahí el pasado Viernes 24 de septiembre fue expulsado por la policía en un acto que incluyó resistencia, luchas y dejó 14 detenidos.

Venezolanos chile
Policía chilena (Carabineros) expulsó a varios migrantes que se habían asentado en Plaza Brasil, en Iquique, el viernes pasado | IMÁGENES FALSAS

De nuevo vagando por las calles, Bryan se encontró al día siguiente (sábado 24 de septiembre) con una marcha de manifestantes contra los migrantes que terminaría aún peor: con la quema de sus pocas posesiones.

“Me quedé con lo que estaba usando, no tengo nada. Fue horrible ”, le dijo a BBC Mundo por teléfono.

«Tuve mucho miedo»

Fue una imagen devastadora que dio la vuelta al mundo.

Colchones, mantas, ropa, juguetes para niños e incluso pañales pertenecientes a un grupo de venezolanos ardieron mientras una multitud de manifestantes gritaba consignas contra los extranjeros.

los condenas por actos de violencia No pasó mucho tiempo antes de que llegaran, desde personas y organizaciones hasta representantes del gobierno central, encabezados por Sebastián Piñera..

Pero tres días después de los hechos, nada de esto parece tranquilizar a Bryan, quien dice que está asustado y herido por lo sucedido.

Venezolanos chile
La marcha terminó con la quema de propiedad de migrantes | IMÁGENES FALSAS

“Nos tiraron piedras, botellas, de todo. Y la gente, en lugar de ayudar, grababa con sus teléfonos; fue como un Espectáculo para ellos. Nos sentimos humillados, tratados como animales, como basura ”, dice.

LEER  Conducir los pies ante el peligro yihadista

«Es muy triste que, por ser venezolano, hayas pasado por mil cosas y te traten así», agrega.

Ese día Bryan estuvo acompañado por Moisés, también venezolano. El joven llegó a Chile hace seis meses y aún no puede encontrar trabajo ni salir de Iquique.

“Tenía mucho miedo. Había niños, niñas, mujeres embarazadas, ancianos… Todos tuvimos que huir a la playa porque empezaron a quemar nuestras carpas, nuestras maletas, toda nuestra ropa”, recuerda para BBC Mundo.

Después de la marcha, Moisés dice que continuaron vagando por las calles toda la noche.

“Buscamos una solución, pero nada. Nadie nos dio la oportunidad de quedarnos en una casita o algo así. Y ahora seguimos caminando por las calles, buscando personas que nos ayuden a avanzar ”, dice.

«Tuvimos que huir»

A pocas cuadras de Bryan y Moses estaba Gabriela, otro venezolano de 25 años.

La mujer había llegado a Chile ese mismo sábado, también de manera irregular, por el paso de Colchane.

Venezolanos chile
IMÁGENES FALSAS

“Llegó un policía y dijo: ‘Aquí está la marcha, vayan porque se van a llevar sus cosas’, recuerda.

“Con otra venezolana que estaba con sus hijos, tomamos nuestras cosas y tuvimos que salir corriendo, con los niños, con nuestras maletas, con todo. No sabíamos hacia dónde correr, teníamos mucho miedo.

Gabriela caminó unas cuadras hacia el norte. No sabe dónde terminó, pero permaneció escondida en un callejón.

“Tenía mucho miedo, sentía que no era bienvenida…. Fue una locura. A algunos amigos los golpearon, a otros les quemaron las carpas, fue muy feo ”, agrega.

Una experiencia similar Mauricio 22 años. El joven salió de Venezuela el 10 de septiembre y, luego de cruzar varios países en 10 días, llegó a Chile hace una semana (también de manera irregular y vía Colchane).

LEER  ¿Cuál es la situación jurídica de Jeanine Áñez, encarcelada durante 6 meses?
Venezolanos chile
Tras huir de los manifestantes, varios migrantes se trasladaron a la playa | IMÁGENES FALSAS

“Cuando me enteré de lo que estaba pasando, agarré a mi familia, a mi hermano, a mi cuñada ya mi sobrina, y corrimos para aislarnos en un lugar seguro lejos de los saqueos. Y pudimos refugiarnos allí durante unas horas ”, dice.

“Tengo miedo porque no sabemos qué acciones pueden hacer los demás. Ayer (lunes 27 de septiembre) estaba en la calle y por allí pasó un hombre amenazador ”.

Crisis migratoria en Chile

Bryan, Moisés, Gabriela y Mauricio son parte de una ola de migrantes que han llegado a Chile en los últimos 10 años.

Los extranjeros se han ido de 305,000 en 2010 (que correspondía al 1.8% del total de la población chilena) a casi 1, 5 millones en 2020 (7,5% de la población), según la organización Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), que recogió datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y del Departamento de Inmigración y Migración de Chile.

Esto se explica en parte por el fuerte aumento de la inmigración venezolana, que ha pasado de ser una comunidad de 8.000 en 2012 a 500.000 en 2020.

Venezolanos chile
Muchos migrantes ingresan a Chile de manera irregular por la pequeña localidad de Colchane, a pocos kilómetros de la frontera con Bolivia | IMÁGENES FALSAS

Según estimaciones del INE, los venezolanos constituyen el mayor grupo de extranjeros en Chile (30,5%), seguidos de los peruanos (15,8%) y los haitianos (12,5%).

La nueva ola migratoria representó un gran desafío para Chile, donde debieron adoptarse medidas contrarreloj en un intento de adecuar sus políticas de integración.

También se han producido importantes transformaciones sociales: debido a la alta concentración de extranjeros, el perfil demográfico de varias ciudades ha cambiado, especialmente las ubicadas al norte y cercanas a las fronteras con Peru y bolivia, entre ellos, Iquique.

«Sabemos que estamos causando problemas»

Al no encontrar oportunidades laborales o la posibilidad de regularizar su situación migratoria, muchos extranjeros acaban viviendo en la calle, en condiciones precarias.

LEER  España abolirá la obligatoriedad de las máscaras a partir del 26 de junio

Y eso provocó fricciones con la población local.

«Entiendo que los chilenos tienen sus leyes y las respeto, pagPero muchos inmigrantes están desesperados porque, por ejemplo, no todo el mundo tiene 500 pesos (50 centavos) para pagar los baños públicos. Prefiero comprar comida con este dinero y dárselo a los niños que gastarlo en un baño ”, explica Mauricio.

La llegada de migrantes ha causado malestar entre algunos chilenos, especialmente residentes de localidades del norte del país | IMÁGENES FALSAS

“Sabemos que molestamos cuando estamos en la calle. Tampoco me gusta dormir en la calle, es feo, hay mucha xenofobia, no le agradamos a la gente ”, añade Bryan.

“Lo que está pasando es que necesitamos el dinero para pagar una habitación. Y, además, en varias ocasiones te dicen: «¿Eres venezolano? No, no puedo alabarte. Entonces no nos ayudan.

“Cuando dicen que somos criminales, nos sentimos humillados”, agrega Moisés. “Como somos trabajadores, no queremos lastimar a nadie. Lo que queremos es trabajar, criar la familia, ayudarlos y lograr nuestras metas y sueños.

«Hay gente más benévola»

Hoy en día, muchos de estos venezolanos reciben ayuda de organizaciones de base y de la Iglesia Católica.

Recibieron comida y ropa y fueron trasladados a un alojamiento improvisado.

El gobierno chileno promulgó una nueva ley de inmigración que facilita las “expulsiones administrativas” de extranjeros indocumentados | IMÁGENES FALSAS

“Muchos chilenos nos están ayudando. Hay más lados buenos que malos ”, dice Mauricio.

Gabriela está de acuerdo. Hay mucha gente buena aquí. No todos los chilenos son iguales. Hay gente más solidaria.

Por la misma razón, las mujeres no pierden la esperanza de encontrar un futuro mejor en Chile que en Venezuela.

“Voy a ir a Santiago y va a haber oportunidades, estoy seguro. Me espera toda mi familia, mis hermanas y mis primas, y ya tengo un trabajo ”, agrega.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que leas estén al alcance. ¡Hoy, con su apoyo, continuaremos trabajando duro por el periodismo sin censura!