1. Cuando Chávez ganó las elecciones y llegó a Miraflores, apenas controlaba al ejecutivo. Estaba protegiendo a los ministros y altos funcionarios de Caldera, en lugar de como muestra de gratitud, era una expresión que aún no había encontrado donde estaba su zapato. Fue el personaje lleno de boca que llegó a beneficiarse del producto de su valentía y su ambición. Pronto, con la constituyente, dejó de atacar el orden existente y se arrojó al control directo de las autoridades públicas nacionales, disolvió el Congreso y lo eclipsó con su congreso, se apoderó de la Corte Suprema, y ​​arrancó con vigor electoral, con el » Kino «que alivió el voto de la oposición y dio un exceso al del gobierno.
  2. Una vez que tomó el control de los poderes nacionales, se lanzó a la sede de los poderes regionales y municipales. También intentó cambiar o crear en un solo viaje unas 40 leyes que le daban control total sobre varias áreas, ya con una Asamblea Nacional controlando descaradamente. Sin embargo, los manantiales democráticos del país se liberaron y las protestas llegaron a todo el país y de los más variados sectores. Chávez reaccionó con represión, hasta llegar a la fase pitico y la expulsión de los trabajadores de PDVSA. La reacción de la ciudadanía fue feroz, la de los militares también, y sucedió el 11 de abril de 2002. Chávez renunció, se fue, vació el poder o lo que sea, y… regresó.
  3. Cuando Chávez regresa el 13 de abril, asustado e inseguro, comienza a evaluar a sus enemigos y sus propias fortalezas; Así comienza, tras breves y tragicómicas lamentaciones, la masacre. Una a una, se apodera de las instituciones fundamentales del Estado: Fuerzas Armadas, PDVSA, Banco Central, entre las más relevantes. Los capta en un doble sentido: no solo controla el nivel superior, sino que se esfuerza por hacer sonrojar incluso a los bedel, sargentos y oficinistas; y también promueve lo más importante: cambiar sus objetivos y naturaleza institucional. Los nombres de estas organizaciones perduran, pero cubre la metamorfosis al monstruo que serán más adelante.
  4. Chávez no se quedó ahí sino que avanzó con un diseño que se plasmó en parte en su fallida reforma constitucional de 2007, cuyos ejes fueron la reelección presidencial indefinida y el estado municipal. El fracaso de la propuesta de referéndum solo pospuso su vigencia: al año siguiente en un referéndum de Chimbo obtuvo la aprobación de la reelección y paulatinamente se instaló el estado municipal por vías verdes, creando tortuosos mecanismos de falsa participación social.
  5. El proyecto fue el control de la sociedad civil. Así, la explosión contra los medios de comunicación se desencadenó por confiscación, expropiación, compra, asedio o robo a plena luz del día. También el control del aparato cultural del Estado así como sus actividades de promoción del deporte. Posteriormente avanzó en el control de la educación, pública y privada; en el camino, destruyeron lo público y aplastaron lo privado. Por no hablar del bloqueo de la Iglesia Católica en un intento de dominarla.
  6. Como resultado, se construyó un sistema bajo Chavismo-Madurismo. Un régimen que ha integrado, por grados o por la fuerza, sectores crecientes de la sociedad y sus agentes. Independientemente de las voluntades, su fuerza ha sido de tal naturaleza que ha logrado constituir un sistema orgánico, con piezas que encajan como en un rompecabezas, y si no encajan, lo hacen en pocos segundos. golpes. Hay agentes que se revolcan allí porque piensan que no hay nada que hacer; otros lo hacen alegres porque encuentran el nuevo nirvana en el que, a ver, si no bromeas con ellos, no bromean contigo; La mayoría de ellos no tienen opción si quieren quedarse en el país.
  7. Este sistema solda varias de sus partes, engrasa las bisagras y se convierte en un espacio de control total. Al menos, muchos lo creen. Como si no hubiera nada más que hacer. Ha logrado crear su propia oposición, que no se opone al régimen sino al gobierno, pero que se integra en el sistema como parte de su funcionamiento. Sobre todo, aparte del seguro de vida y manutención, tiene total libertad dentro de la jaula, aceptando las reglas del juego, ya sea que las juzguen invencibles, inevitables o modificables solo con la ayuda de quienes las imponen.
  8. Sin embargo, la destrucción institucional masiva y la constitución de un entretejido entre el espacio político de los rojos, las unidades incondicionales militares y policiales, los grupos criminales que controlan partes del territorio, hace que la base de apoyo del Madurismo sea incierta. Toda su estructura es un cadáver sobre una estructura de lava burbujeante que, cuando emerge, se puede acelerar en un santiamén. No es seguro, pero es posible. Las contradicciones de una estructura que no respira el mínimo de disidencia genera una presión que tiende a volverse insoportable en circunstancias imprevistas.
  9. La libertad no llegará por casualidad, pero los que luchan por ella deben estar sólidamente preparados en cuanto el olor a azufre se eleve de las profundidades y los perros se toquen todos al mismo tiempo, se lamentan. Todavía habrá el momento.
LEER  Explosión en zona residencial de China deja 12 muertos

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que leas estén al alcance. ¡Hoy, con su apoyo, continuaremos trabajando duro por el periodismo sin censura!