Una "nueva normalidad" requiere nuevas herramientas para la presencia y el compromiso de la familia

Una «nueva normalidad» requiere nuevas herramientas para la presencia y el compromiso de la familia

Mini llegó a la Oficina de Cultura Escolar del Distrito Escolar de Lansing, Michigan, en diciembre de 2020. Se unió a nosotros para ayudarnos a evaluar nuestras metas y estrategias de asistencia varios meses después de comenzar una pandemia global. Mini organizó de inmediato nuestros datos dispersos y se puso manos a la obra para transmitir información vital de asistencia a las familias enviando mensajes de texto con «empujones» positivos, ofreciendo apoyo y orientación empáticos.

Mini resulta ser un chatbot.

Antes de que Mini se uniera al equipo, teníamos una prueba piloto interna para que un equipo de personal del distrito se conectara con cinco familias cada una para el registro semanal. Los resultados fueron poderosos, pero el esfuerzo llevó una enorme cantidad de tiempo. Simplemente no teníamos los recursos humanos para hacer lo mismo con las 10,000 familias en nuestro distrito.

LEER  5 elementos esenciales para los espacios de creación de escuelas

Antes de la pandemia, podría haber sido difícil aceptar un chatbot impulsado por IA. Pero los desafíos presentados durante el año pasado han provocado la voluntad de probar nuevos enfoques para los viejos problemas. Gracias a AllHere, Mini es ahora un miembro vital de nuestro equipo, que nos ayuda a mejorar las tasas de participación y redefinir el compromiso familiar en la era de COVID-19.

Concéntrese en lo que funciona.

Para abordar los problemas de asistencia durante la pandemia, el primer paso que dimos fue buscar estrategias de asistencia nacionales y locales que ya han demostrado ser exitosas. Las investigaciones indican que el mensaje correcto en el momento adecuado puede cambiar el curso del éxito académico de una familia.

LEER  Los profesores no solo utilizan la investigación, algunos la diseñan ellos mismos

Los estudios muestran que la participación de los padres en la educación de un estudiante es el predictor más preciso del éxito académico. Los investigadores de la Universidad de Columbia fueron más allá para estudiar el impacto de las alertas semanales automatizadas para los padres sobre la tarea perdida, las calificaciones y las ausencias de clase de sus estudiantes. Las alertas redujeron las fallas en los cursos en un 27 por ciento, aumentaron la asistencia a clases en un 12 por ciento y aumentaron la retención de estudiantes.

Está claro que simplemente cerrando la brecha de información entre las escuelas, las familias y los estudiantes, podemos mejorar una amplia gama de resultados educativos. La tecnología de AllHere combina estas estrategias basadas en evidencia con un chatbot que permite una capa adicional de personalización y comunicación que necesitamos más que nunca en tiempos de crisis.


Una alerta personalizada sobre las ausencias de los estudiantes (Crédito: AllHere)

Enviar mensajes de texto es la forma más eficaz y justa de comunicarse con las familias.

Es poco probable que la carta a casa o incluso el correo electrónico mejor escrito de hoy se abra, y mucho menos se lea. Es muy fácil dejar que un anuncio se escape por las grietas. Un estudio de AllHere encontró que solo el 6 por ciento de las familias acceden al correo electrónico a diario y el 40 por ciento accede al correo regular. Sin embargo, el 98% de las familias estaban listas para abrirse y responder a los mensajes de texto.

El uso del correo electrónico y los sitios web de las escuelas para comunicarse es aún menos efectivo con las familias de bajos ingresos. En los hogares con ingresos de menos de $ 30,000 por año, el 44 por ciento no tiene banda ancha en el hogar y el 46 por ciento no tiene una computadora. Los SMS móviles son la mejor manera de garantizar una comunicación coherente y justa con las familias.

Genere confianza y mejore la participación familiar con un chatbot.

Cada estudiante comienza el año con una asistencia perfecta. Entonces, ¿cómo lo mantenemos así? La solución al absentismo crónico requiere más que estrategias de intervención de asistencia. Los eventos recientes han aclarado lo que muchos expertos ya sabían: que los problemas de asistencia están arraigados en las circunstancias únicas de cada estudiante y familia. Necesitamos alejarnos de las soluciones globales y personalizar nuestros esfuerzos, al tiempo que los hacemos más escalables.

Una de las mayores fortalezas de Mini es su capacidad para aprender y construir una base de conocimientos que responda con empatía a las preguntas de padres y estudiantes. El año pasado, Mini pudo responder el 96% de las preguntas que las familias enviaron por mensaje de texto en 45 segundos. Todo lo que ella no pudo responder se pasó a un miembro de nuestro equipo. Esto permitió que nuestro personal se concentrara en brindar el apoyo más intensivo a las familias que requieren un toque humano. En el pasado, este circuito de retroalimentación siempre requería una respuesta de un maestro o administrador. Mini ahora está ampliando la comunicación directa para nosotros, en varios idiomas.

El último año y medio ha presentado los mayores desafíos que nuestro sistema educativo ha enfrentado en décadas. Las escuelas necesitan el apoyo del distrito para navegar el cambio y adaptar nuevas estrategias que combinen tecnología de vanguardia con estrategias basadas en evidencia. Como iniciativa de todo el distrito, Mini apoya a los directores y maestros a nivel escolar sin generar más trabajo para ellos.

Mini se ha convertido en una extensión amigable de nuestro equipo, eliminando la carga de la gestión del cambio de nuestros maestros y actuando como un consejero de apoyo para nuestras familias. Como Siri o Alexa, Mini se está convirtiendo en un nombre familiar. Nuestra comunidad lo ve como una herramienta útil, una forma confiable de obtener respuestas a sus preguntas rápidamente. Sí, es un chatbot. Pero la cuestión de si eso importa o no se desvanece cuando las familias se sienten escuchadas y apoyadas.