el bolívar digital

Venezuela y el bolívar digital: claves para tontos

el bolivar digital
Archivo de fotos

Los venezolanos vivirán el viernes su tercera conversión de moneda en lo que va de siglo. Se acostarán este jueves con el bolívar soberano en el bolsillo y, al día siguiente, se despertarán con el bolívar digital, p.Revia amputación de seis ceros carcomidos por hiperinflación que comenzó en 2017.

Con asombrosas tasas de aumento de precios, actualmente el bolívar subió a 4,181,781 unidades por cada dólar, según la tasa oficialy su factura más importante, un millón, casi no tiene poder adquisitivo.

Como si eso no fuera suficiente, la contabilidad muchas empresas se ha vuelto imposible con los innumerables ceros que tienen que incluir en los librosPor tanto, una conversión era fundamental para el día a día de los venezolanos, que ya se han acostumbrado a utilizar el dólar para casi todas las transacciones.

Aquí hay algunas claves para esta nueva conversión y el bolívar digital.

Un bolívar digital que no es digital

No dejes que el nombre engañe: el bolívar digital no es una criptomoneda ni estará destinado exclusivamente para su uso en línea. Tendrá una moneda de bolívar y billetes de 5, 10, 20, 50 y 100.

LEER  Yulimar Rojas encendió las redes sociales tras su oro olímpico

Además, durante un período aún no confirmado, convivirán con los boletos anteriores – a valor presente -, para facilitar las transacciones. Es decir, los bolívares, que casi han desaparecido de las calles, se pueden reutilizar en las compras diarias, pero valdrán un millón de veces menos de lo que está escrito en papel.

Se han ido seis ceros, el valor permanece

La nueva conversión implica que por cada millón de bolívares soberanos se obtendrá un bolívar digital o, lo que equivale a lo mismo, Se borrarán seis ceros de las cantidades. dibujado previamente. Por tanto, la nueva factura digital de cien bolívares representa 100 millones de los ex bolívares soberanos.

Lo que no cambia es la tasa de adquisición de otras monedas. Por tanto, y dado que actualmente están modificados 4.181.781 bolívares soberanos por cada dólar, A partir del viernes, se comprará 4.18 digital con cada unidad de moneda estadounidense.

La tercera conversión en un siglo

Esta conversión no es la primera, pero es la prueba de que laLos últimos años han sido los más voraces con el poder adquisitivo de los venezolanos. En 2007, el fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) hizo el primero de este siglo eliminando tres ceros y encendiendo el bolívar fuerte, que reemplazó al bolívar original, sin apellido.

LEER  Cicpc captura a "Monstruo de Mérida" por violar a su sobrino de 9 años

En 2018, ya con Nicolás Maduro como presidente, se llevó a cabo el segundo, eliminando cinco ceros de la moneda. Desde entonces, la tormenta perfecta de devaluación e hiperinflación finalmente ha golpeado un golpe fatal al soberano bolivar, quien vivirá su entierro formal este viernes, ya que los venezolanos lo habían enterrado hace mucho tiempo.

El dólar, rey de las transacciones

La depreciación acelerada de la moneda nacional ha empujado a los venezolanos a los brazos de toda certeza económica. Horas suplementarias, esta garantía fue ofrecida por el dólar, Inicialmente demonizado por Nicolás Maduro y luego visto como un salvavidas.

Con las calles llenas de dólares, los negocios han revitalizado su actividad y han permitido que los venezolanos tengan un mínimo de capacidad de ahorro. Según diversas estimaciones, alrededor del 70% de las transacciones diarias se realizan en billetes verdes, aunque todavía son muchos los venezolanos que no los tienen a mano.

Una economía digitalizada en rápida sucesión

La búsqueda de soluciones no solo ha llevado a los venezolanos a adoptar monedas extranjeras (y en ocasiones criptomonedas) para tener cierta garantía de estabilidad, también ha llevado a experimentar con medios de pago digitales ante la depreciación de su moneda.

LEER  La OMS reitera su oposición a los retiros

Como resultado, la caída en las compras de bolívares soberanos requirió una cantidad insoportable de boletosA partir de entonces, los comerciantes tuvieron que buscar alternativas como el pago casi exclusivo con tarjeta o mediante plataformas digitales, dos opciones lastradas por la pésima Internet y los constantes apagones.

Como es imposible ignorar estas realidades para planificar cualquier actividad económica venezolana, el nuevo bolívar –con o sin nombre numérico– Tienes que adaptarte a esta situación. Asimismo, tendrá que acostumbrarse a convivir con el dólar y el menguante poder adquisitivo de los venezolanos, mientras intenta sortear las olas producidas por la hiperinflación.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que leas estén al alcance. ¡Hoy, con su apoyo, continuaremos trabajando duro por el periodismo sin censura!